3 acciones que debes implementar en tu empresa durante el COVID-19

By - ventas
18/06/20 8:08 PM

El COVID – 19 hizo pensar fuera de la caja a las empresas. 

El efecto del COVID – 19 se puede observar cada vez que se sale a la calle, y ya no se observan personas en el parque, gente corriendo por las mañanas ni tampoco se escuchan los carros haciendo fila para poder llegar a un lugar. De pensar que la disminución del tráfico ha sido entre el 72% – 90% de acuerdo a unas estadísticas del Banco Interamericano. Esto puede ser un indicador de posible desempleo o de la cantidad de personas que trabajan desde casa y para esto ha habido cambios importantes en la manera de cómo y cuándo hacerlo. 


Hasta antes de la pandemia el hecho de trabajar en casa era muy distante de pensar para ciertas industrias y áreas económicas. Definitivamente no cualquier trabajo puede realizarse remoto; sin embargo, por historia es conocido saber que la economía es resistente a cambios radicales. En vez de regresar todo a la normalidad hay cambios producidos por el coronavirus que pueden ser más duraderos de lo que realmente se piensa. 

Digitalización de procesos

Para poder hablar de esto es necesario entender que digitalizar el proceso como tal es la conversión de flujos analógicos a digitales y no necesariamente significa que lo físico desaparece; mientras que la digitalización de un negocio como tal significa que se utiliza la tecnología para comunicarse; se habilitan, mejoran y transforman las operaciones de la empresa, así como funciones, modelos, procesos y actividades. 


La digitalización puede incluir ejemplos desde empresas como Amazon o personas que quieren entrar en la web para saber en tiempo real su consumo de electricidad. En tiempos de COVID – 19 hay expectativas del cliente y las empresas tienen que maniobrar esta curva o saldrán de ésta. Incluso podría ser necesario reinventar todo el proceso comercial: 

-Reducir cantidad de pasos requeridos 
-Reducción de cantidad de documentos
-Desarrollo de toma de decisiones automatizada 
-Tratamiento de problemas regulatorios y fraude 


Un ejemplo de esta digitalización en una pequeña escala es un negocio de comida tipo bufete que hasta antes de la pandemia, el flujo era el siguiente: 



A gran escala y de manera simple eso es lo que sucedía antes de la pandemia. Decidieron cerrar y empezar a prepararse para esta, su negocio no era de tipo “Pick Up” o “Delivery”; sin embargo, tuvieron que ponerse al día y tomar la decisión de tener estas modalidades, así como un sistema de seguimiento de redes sociales (Facebook y WhatsApp), para poder tomar las ordenes. 


La digitalización puede traer 2 principales beneficios; el ahorro de espacio y mejora de productividad. Ambas suceden porque existe una relación entre cada dato que permite estar al alcance, incluso sin necesidad de moverse de espacio. Por otra parte, la desventaja principal es que la tecnología cambia todo el tiempo porque está en movimiento, de manera que, si una empresa no es capaz de seguir el ritmo, puede llevar al fracaso.

Trabajo remoto

No es una novedad para muchas personas, para otros dependiendo de sus gustos no es posible porque prefieren la rutina de ir a una oficina, interactuar en persona con sus colaboradores. Pero realmente, ¿qué significa “trabajo remoto”? Bueno, entiéndase por trabajo remoto todo aquel que se lleva acabo fuera de una ubicación no centralizada y pueden variar, de 1 día a toda la semana en línea. 



Existen 3 desventajas de trabajar remoto; sensación de aislamiento, falta de visibilidad de objetivos más amplios de equipo y sentimiento de desconfianza. Todas suceden porque las personas no interactúan entre ellos y así es más difícil que se puedan establecer relaciones laborales. Sin embargo, a través de diferentes ejercicios como reuniones cada mes o cada 2 meses, esto puede mejorar. 



Si el trabajo remoto es algo que tu empresa hace, te recomiendo lo siguiente: 



-Dar constante retroalimentación a tus trabajadores. Siempre y cuando la línea del respeto no se pierda, es de muy buena práctica decirles cuando están haciendo algo bien, y cuando están haciendo algo mal, no solo decirles, si no también enseñarles cómo hacerlo. 


-Aumentar la confianza y la empatía. Cuando le asignas algo de importancia, explicarle que la manera como trabaje va a tener grandes logros para que se sienta útil y valioso. 


-Definir tareas y horarios. Es decir, si la persona tiene que estar a las 7 realizando una tarea que entonces así sea, y entender que la persona también tiene una vida fuera y no está todo el tiempo en su puesto de trabajo. 

Ventas en línea

Pueden ser cualquier tipo de comercio o servicio que realiza sus transacciones a través de un sitio web, redes sociales o una aplicación. De acuerdo con Agustín Nuño un consultor y formador de ventas, al momento de abrir un negocio es necesario decidir si las ventas se harán por internet, por teléfono o de qué manera se harán. 


Hace mucho tiempo las personas eran reacias a los vendedores ambulantes y eso no permitía que las ventas fueran internacionales o de mucho rango geográfico de amplitud. Entonces, el mercado se amplía debido a que el usuario no tiene que estar en la misma ciudad (en algunos casos). Además de que brinda cercanía a los clientes porque no hay que moverse más allá de no tener que desplazarse a un establecimiento físico se puede interactuar desde la palma de la mano. 


Los costos de transportación representan un problema porque los costos pueden ser altos si las distancias son demasiado largas. Así como la intangibilidad de la compra, porque a ciertas personas les gusta tocar el producto o probarlo. 


La crisis del COVID – 19 ha creado oportunidades inesperadas para que las personas puedan salirse de su zona de comodidad ya sea a través de la digitalización de la empresa, trabajo remoto o vendiendo en línea. Hay que tener en cuenta que no hay que pensar que esto puede acabar pronto, porque no sé sabe si tiene fecha de caducidad o no. De manera que las empresas que estén implementando alguna de estas opciones nuevas, tienen que seguirse entrenando y preparando para poder liderar en sus respectivos campos. 

Elaborado por Daniela Aráuz